Equipamiento barranco arroyo Pajaruco

Primeros anclajes de Fran Algaba

Primeros anclajes de Fran Algaba

Hace dos años y medio un compañero del GIEX intuyó las posibilidades barranquistas del Arroyo del Pajaruco a raíz de los comentarios de otros espeleólogos del grupo, que entonces exploraban la zona.
Con pausa y algo de suspense algunos miembros del grupo fuimos informados del interés de dicho arroyo en épocas de fuertes lluvias, en las que se forman espectaculares cascadas.

El 31 de Enero de 2.013 fuimos a visitarlo tras haber caído una buena cantidad de lluvia. Lo encontramos pletórico: gran cantidad de cascadas, en algunas ocasiones con resaltes escalonados. A pesar de no ser más que un arroyo con caudal estacional, para nuestra sorpresa el resalte escalonado situado justo sobre una trocha que lo atraviesa en su zona media, había sido instalado por Fran Algaba, al parecer para impartir algún curso de barranquismo. En consecuencia el responsable del descubrimiento, Agustín Gómez, se puso en contacto con Fran Algaba, quien autorizó el proyecto de equipamiento del nuevo barranco. Mientras tanto, algunos sufrimos de impaciencia.

Tras pedir presupuesto al club y esperar a que librasen graciablemente el dinero, por fin el 4 de Mayo de 2.013 fuimos a instalar el barranco varios miembros del GIEX.
Este día hicimos el equipamiento utilizando parabolts de métrica 10 con chapas y una anilla de acero inoxidable. Dicho equipamiento ha respetado el equipamiento anterior, coincidiendo exactamente en el mismo tipo de anclajes.
El último resalte, aunque destrepable, podía rapelarse por la izquierda del cauce hacía una marmita. No nos quedaba material y no se instaló en aquel momento. No sé si después se ha instalado.
La instalación la diseñó fundamentalmente un grupo de cabeza, y otro grupo por detrás íbamos sellando con Sikadur 31 las tuercas de los parabolts, para evitar su robo. Tras ello, el que suscribe, por indicación del responsable del equipamiento, iba levantando un borrador completo de la topo publicada e íbamos midiendo el desarrollo de los rápeles. Posteriormente Agustín se encargó de digitalizarla y diseñar el tríptico.

Topografía barranco Arroyo Pajaruco

Topografía barranco Arroyo Pajaruco

Tras terminar los trabajos, al igual que en Enero, tuvimos que sortear una alambrada que atraviesa el cauce, que libramos saltándola por la derecha. Desde allí en poco tiempo se llega al puente de piedra sobre el que pasa el sendero de Benaocaz al Salto del Cabrero. Saliendo por la izquierda del cauce, en pocos minutos llegamos a Benaocaz y repusimos fuerzas en el antiguo refugio de montaña.

Poco después, no recuerdo la fecha, y tras advertencia/broma? de alguien, por los robos en equipamientos de varias cavidades, fuimos de nuevo a reasegurar los anclajes, tapando con Sikadur 31 tuerca y cabeza de los parabolts, aprovechando para volver a medir los rápeles.

Aunque en principio no se quiso dar publicidad al barranco, a la semana siguiente un monitor de una empresa de Turismo Activo me comentaba a mí que habían instalado un barranco en Benaocaz. Así que, destapado el asunto, el descubridor publicó en 2.013 algunas imágenes en su Facebook.
Con financiación del grupo se publicó un tríptico para presentar el barranco en el encuentro Rebufos 2.013. Algunos nos ofrecimos voluntarios y viajamos hasta Órgiva, en la Alpujarra granadina.

Y ahí terminó todo.

P.D.: Para ilustrar el tríptico escribimos el siguiente texto, que pasamos al responsable del equipamiento y que adjuntamos para que os hagáis una idea del entorno:
El arroyo del Pajaruco o del Pajarito nace en la Sierra del Caíllo, continuación natural de la Sierra del Edrinal hacia el Sur.
Este arroyo desagua hacia el Oeste la cuenca formada entre ambas sierras, en dirección al río Tavizna.
Tiene carácter estacional, con grandes variaciones de caudal: lo mismo está seco que baja con un ímpetu incontenible.
Frente a la zona de El Pinarejo el arroyo se abarranca salvando un desnivel importante hasta la confluencia con el Arroyo de las Piletas, justo antes del puente de piedra por el que cruza el sendero de de Don Fernando y Salto del Cabrero.
La zona abarrancada con interés deportivo comienza en un cambio de dirección del cauce, a 970 metros de altura, y termina en un llano a 750 metros. Unos 220 metros de desnivel se salvan en aproximadamente 1.400 metros de recorrido.
En esa zona numerosos resaltes forman cascadas y rápidos….”

Autor: Juan Carlos Riesco


Source: www.barranquismoandalucia.net

Equipamiento barranco arroyo Pajaruco

Primeros anclajes de Fran Algaba

Primeros anclajes de Fran Algaba

Hace dos años y medio un compañero del GIEX intuyó las posibilidades barranquistas del Arroyo del Pajaruco a raíz de los comentarios de otros espeleólogos del grupo, que entonces exploraban la zona.
Con pausa y algo de suspense algunos miembros del grupo fuimos informados del interés de dicho arroyo en épocas de fuertes lluvias, en las que se forman espectaculares cascadas.

El 31 de Enero de 2.013 fuimos a visitarlo tras haber caído una buena cantidad de lluvia. Lo encontramos pletórico: gran cantidad de cascadas, en algunas ocasiones con resaltes escalonados. A pesar de no ser más que un arroyo con caudal estacional, para nuestra sorpresa el resalte escalonado situado justo sobre una trocha que lo atraviesa en su zona media, había sido instalado por Fran Algaba, al parecer para impartir algún curso de barranquismo. En consecuencia el responsable del descubrimiento, Agustín Gómez, se puso en contacto con Fran Algaba, quien autorizó el proyecto de equipamiento del nuevo barranco. Mientras tanto, algunos sufrimos de impaciencia.

Tras pedir presupuesto al club y esperar a que librasen graciablemente el dinero, por fin el 4 de Mayo de 2.013 fuimos a instalar el barranco varios miembros del GIEX.
Este día hicimos el equipamiento utilizando parabolts de métrica 10 con chapas y una anilla de acero inoxidable. Dicho equipamiento ha respetado el equipamiento anterior, coincidiendo exactamente en el mismo tipo de anclajes.
El último resalte, aunque destrepable, podía rapelarse por la izquierda del cauce hacía una marmita. No nos quedaba material y no se instaló en aquel momento. No sé si después se ha instalado.
La instalación la diseñó fundamentalmente un grupo de cabeza, y otro grupo por detrás íbamos sellando con Sikadur 31 las tuercas de los parabolts, para evitar su robo. Tras ello, el que suscribe, por indicación del responsable del equipamiento, iba levantando un borrador completo de la topo publicada e íbamos midiendo el desarrollo de los rápeles. Posteriormente Agustín se encargó de digitalizarla y diseñar el tríptico.

Topografía barranco Arroyo Pajaruco

Topografía barranco Arroyo Pajaruco

Tras terminar los trabajos, al igual que en Enero, tuvimos que sortear una alambrada que atraviesa el cauce, que libramos saltándola por la derecha. Desde allí en poco tiempo se llega al puente de piedra sobre el que pasa el sendero de Benaocaz al Salto del Cabrero. Saliendo por la izquierda del cauce, en pocos minutos llegamos a Benaocaz y repusimos fuerzas en el antiguo refugio de montaña.

Poco después, no recuerdo la fecha, y tras advertencia/broma? de alguien, por los robos en equipamientos de varias cavidades, fuimos de nuevo a reasegurar los anclajes, tapando con Sikadur 31 tuerca y cabeza de los parabolts, aprovechando para volver a medir los rápeles.

Aunque en principio no se quiso dar publicidad al barranco, a la semana siguiente un monitor de una empresa de Turismo Activo me comentaba a mí que habían instalado un barranco en Benaocaz. Así que, destapado el asunto, el descubridor publicó en 2.013 algunas imágenes en su Facebook.
Con financiación del grupo se publicó un tríptico para presentar el barranco en el encuentro Rebufos 2.013. Algunos nos ofrecimos voluntarios y viajamos hasta Órgiva, en la Alpujarra granadina.

Y ahí terminó todo.

P.D.: Para ilustrar el tríptico escribimos el siguiente texto, que pasamos al responsable del equipamiento y que adjuntamos para que os hagáis una idea del entorno:
El arroyo del Pajaruco o del Pajarito nace en la Sierra del Caíllo, continuación natural de la Sierra del Edrinal hacia el Sur.
Este arroyo desagua hacia el Oeste la cuenca formada entre ambas sierras, en dirección al río Tavizna.
Tiene carácter estacional, con grandes variaciones de caudal: lo mismo está seco que baja con un ímpetu incontenible.
Frente a la zona de El Pinarejo el arroyo se abarranca salvando un desnivel importante hasta la confluencia con el Arroyo de las Piletas, justo antes del puente de piedra por el que cruza el sendero de de Don Fernando y Salto del Cabrero.
La zona abarrancada con interés deportivo comienza en un cambio de dirección del cauce, a 970 metros de altura, y termina en un llano a 750 metros. Unos 220 metros de desnivel se salvan en aproximadamente 1.400 metros de recorrido.
En esa zona numerosos resaltes forman cascadas y rápidos….”

Autor: Juan Carlos Riesco


Source: www.barranquismoandalucia.net

Nueva mejora en equipamiento Cañón de Buitreras

 

100_6066

Anclajes sobre Segundo Rápel Cañón de Buitreras

Ayer, Sábado 30 de Agosto de 2.014, por fin fuimos a intentar hacer algo más seguro el pasamanos del Tercer Rápel del Cañón de Buitreras.

Cuando en Octubre de 2.011 mejoramos el equipamiento de este resalte, no se hizo exactamente conforme a lo habíamos ideado. Lo podéis ver en http://www.barranquismoandalucia.net/?p=176

Por tanto, estábamos con ganas de mejorar esa instalación y lo hemos hecho cuando hemos podido.

Ha sido un palizón para las dos únicas personas que hemos acarreado todos los tiestos necesarios por el cañón, Manolo Hueso y Juan Carlos Riesco, ambos miembros del grupo GIEX, aunque estas historias de los equipamientos las hacemos por nuestra cuenta.

La vez anterior éramos cinco personas las que nos encargamos de la tarea.

En fin, tampoco hemos hecho lo ideado: la roca al final in situ te pone pegas a lo que ves en casa en fotografías.

Nuestra idea era instalar dos tensores intermedios entre una y otra reunión (en la vertiente izquierda del resalte); Al final solo hemos puesto uno, oculto, junto a la cabecera del pasamanos, que facilitará su instalación con algo de caudal. Con bastante caudal hay que evitar bajar por aquí y hacerlo en alto aprovechando unos cuantos spits que facilitan el acceso a unas marmitas colgadas y rotas, por la izquierda. Ver más información en http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Si el caudal no es muy alto el tensor que hemos puesto, a unos 60 centímetros de la primera cabecera, facilitará el acceso a la cornisa que da al gran bloque empotrado, evitando algo el riesgo de ser arrastrado por la corriente que cae justo por la línea del rápel.  No resulta fácil el acceso a este tensor oculto desde la cabecera del rápel. Aún menos con caudal, por lo que quien intente acceder a él deberá ser ayudado por compañeros y probablemente instalar un estribo en la reunión.

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Dudamos de ponerlo, por evitar que intenten esta maniobra personas con poca técnica y sean arrastrados por la corriente en el intento. Pero decidimos instalarlo para tener un punto intermedio en el pasamanos que nos ayude a rapelar sin problemas hasta la cornisa, como siempre habíamos pensado. Descartamos instalar algún punto intermedio más en dicho pasamanos, puesto que una vez en la cornisa el acceso al bloque empotrado, a unos cuantos metros, es muy fácil.

Prácticamente todos los barranquistas que nos cruzamos (por cierto bastantes sin casco), nos hicieron la observación de la dificultad del acceso a la cabecera de dos tensores del Segundo Rápel (el del pozo). Les hemos dicho que casualmente la persona que instaló esos tensores no era muy alta, más bien bajito (es un amigo) y que, respetando las normas de reequipamiento españolas y francesas, no debemos ni queremos hacer una nueva instalación donde ya hay una correcta, antigua, “asentada” y en correcto estado de conservación.

Hace falta un pelín de agilidad para trepar en oposición hasta los dos tensores (yo lo hago perfectamente con 55 años), pero esa es una maniobra que entendemos debe ser pan comido para alguien que va instalando un barranco. Perdón por anticipado si alguien se ofende. Entendemos que ante había un “bolo”, un canto rodado, de tamaño mediano encajado en la cabecera del pozo, que facilitaba el acceso. Ha desaparecido hace unos años y ahora hay que trepar un pelín más. Pero también hay algún ancjale antiguo (p.e. un. buril para chapas recuperables), que pueden aprovechar quien lo necesite y tenga una placa de esas.

Al principio de la mañana subimos por la cornisa de la vertiente derecha, (justo tras el Primer Rápel) hasta una reunión que yo no conocía, pero en la que había visto que se quedaban cuerdas encastradas. En Julio del año pasado vimos allí una cuerda abandonada. Efectivamente allí había restos de cuerdas abandonadas.

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

En la instalación había tres chapas; dos con maillones estrechos, que provocan que la cuerda no se pueda recuperar. El más bajo lo hemos cambiado por una chapa nueva, sin maillón. Quien quiera usarlo, deberá abandonar allí un mosquetón, cinta, cordino…. Si se deja otro maillón seguirá pasando lo mismo. Lo ideal era haber instalado una chapa con anilla, pero llevábamos casi de todo, menos eso.

La instalación completa consta de un triángulo superior con dos spits sin placas y dos fijaciones más: un parabolt en alto con placa y más bajo la placa sin maillón que nosotros hemos cambiado por la antigua. Ahora mismo hay tres placas. Como todo el mundo sabe se deben usar dos puntos de anclaje al menos para rapelar allí, por lo que quien los use los deberá unir al menos dos con cordinos…., abandonar mosquetones…

Sigue siendo una instalación a entender (el triángulo superior probablemente se ha instalado para rescates) y a usar debidamente por personas con conocimiento y “entendimiento”.

También nos paramos a mirar una nueva instalación (una reunión en alto) sobre la cornisa de la Doble Marmita (donde hubo un accidente mortal el año pasado por desconocer su existencia). El año pasado en Julio creo que no estaba. La que estaba más baja, en el suelo de la cornisa, se ha inutilizado quitando una de las placas. Solo queda una de las placas y un spit sin placa.

Para quienes quieran hacer el Cañón de Buitreras con algo de caudal les aconsejamos que consulten http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Ver más imágenes de la jornada de equipamiento: http://www.barranquismoandalucia.net/?p=431


Source: www.barranquismoandalucia.net