Nueva mejora en equipamiento Cañón de Buitreras

 

100_6066

Anclajes sobre Segundo Rápel Cañón de Buitreras

Ayer, Sábado 30 de Agosto de 2.014, por fin fuimos a intentar hacer algo más seguro el pasamanos del Tercer Rápel del Cañón de Buitreras.

Cuando en Octubre de 2.011 mejoramos el equipamiento de este resalte, no se hizo exactamente conforme a lo habíamos ideado. Lo podéis ver en http://www.barranquismoandalucia.net/?p=176

Por tanto, estábamos con ganas de mejorar esa instalación y lo hemos hecho cuando hemos podido.

Ha sido un palizón para las dos únicas personas que hemos acarreado todos los tiestos necesarios por el cañón, Manolo Hueso y Juan Carlos Riesco, ambos miembros del grupo GIEX, aunque estas historias de los equipamientos las hacemos por nuestra cuenta.

La vez anterior éramos cinco personas las que nos encargamos de la tarea.

En fin, tampoco hemos hecho lo ideado: la roca al final in situ te pone pegas a lo que ves en casa en fotografías.

Nuestra idea era instalar dos tensores intermedios entre una y otra reunión (en la vertiente izquierda del resalte); Al final solo hemos puesto uno, oculto, junto a la cabecera del pasamanos, que facilitará su instalación con algo de caudal. Con bastante caudal hay que evitar bajar por aquí y hacerlo en alto aprovechando unos cuantos spits que facilitan el acceso a unas marmitas colgadas y rotas, por la izquierda. Ver más información en http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Si el caudal no es muy alto el tensor que hemos puesto, a unos 60 centímetros de la primera cabecera, facilitará el acceso a la cornisa que da al gran bloque empotrado, evitando algo el riesgo de ser arrastrado por la corriente que cae justo por la línea del rápel.  No resulta fácil el acceso a este tensor oculto desde la cabecera del rápel. Aún menos con caudal, por lo que quien intente acceder a él deberá ser ayudado por compañeros y probablemente instalar un estribo en la reunión.

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Dudamos de ponerlo, por evitar que intenten esta maniobra personas con poca técnica y sean arrastrados por la corriente en el intento. Pero decidimos instalarlo para tener un punto intermedio en el pasamanos que nos ayude a rapelar sin problemas hasta la cornisa, como siempre habíamos pensado. Descartamos instalar algún punto intermedio más en dicho pasamanos, puesto que una vez en la cornisa el acceso al bloque empotrado, a unos cuantos metros, es muy fácil.

Prácticamente todos los barranquistas que nos cruzamos (por cierto bastantes sin casco), nos hicieron la observación de la dificultad del acceso a la cabecera de dos tensores del Segundo Rápel (el del pozo). Les hemos dicho que casualmente la persona que instaló esos tensores no era muy alta, más bien bajito (es un amigo) y que, respetando las normas de reequipamiento españolas y francesas, no debemos ni queremos hacer una nueva instalación donde ya hay una correcta, antigua, “asentada” y en correcto estado de conservación.

Hace falta un pelín de agilidad para trepar en oposición hasta los dos tensores (yo lo hago perfectamente con 55 años), pero esa es una maniobra que entendemos debe ser pan comido para alguien que va instalando un barranco. Perdón por anticipado si alguien se ofende. Entendemos que ante había un “bolo”, un canto rodado, de tamaño mediano encajado en la cabecera del pozo, que facilitaba el acceso. Ha desaparecido hace unos años y ahora hay que trepar un pelín más. Pero también hay algún ancjale antiguo (p.e. un. buril para chapas recuperables), que pueden aprovechar quien lo necesite y tenga una placa de esas.

Al principio de la mañana subimos por la cornisa de la vertiente derecha, (justo tras el Primer Rápel) hasta una reunión que yo no conocía, pero en la que había visto que se quedaban cuerdas encastradas. En Julio del año pasado vimos allí una cuerda abandonada. Efectivamente allí había restos de cuerdas abandonadas.

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

En la instalación había tres chapas; dos con maillones estrechos, que provocan que la cuerda no se pueda recuperar. El más bajo lo hemos cambiado por una chapa nueva, sin maillón. Quien quiera usarlo, deberá abandonar allí un mosquetón, cinta, cordino…. Si se deja otro maillón seguirá pasando lo mismo. Lo ideal era haber instalado una chapa con anilla, pero llevábamos casi de todo, menos eso.

La instalación completa consta de un triángulo superior con dos spits sin placas y dos fijaciones más: un parabolt en alto con placa y más bajo la placa sin maillón que nosotros hemos cambiado por la antigua. Ahora mismo hay tres placas. Como todo el mundo sabe se deben usar dos puntos de anclaje al menos para rapelar allí, por lo que quien los use los deberá unir al menos dos con cordinos…., abandonar mosquetones…

Sigue siendo una instalación a entender (el triángulo superior probablemente se ha instalado para rescates) y a usar debidamente por personas con conocimiento y “entendimiento”.

También nos paramos a mirar una nueva instalación (una reunión en alto) sobre la cornisa de la Doble Marmita (donde hubo un accidente mortal el año pasado por desconocer su existencia). El año pasado en Julio creo que no estaba. La que estaba más baja, en el suelo de la cornisa, se ha inutilizado quitando una de las placas. Solo queda una de las placas y un spit sin placa.

Para quienes quieran hacer el Cañón de Buitreras con algo de caudal les aconsejamos que consulten http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Ver más imágenes de la jornada de equipamiento: http://www.barranquismoandalucia.net/?p=431


Source: Barranquismo andalucia

Nueva mejora en equipamiento Cañón de Buitreras

 

100_6066

Anclajes sobre Segundo Rápel Cañón de Buitreras

Ayer, Sábado 30 de Agosto de 2.014, por fin fuimos a intentar hacer algo más seguro el pasamanos del Tercer Rápel del Cañón de Buitreras.

Cuando en Octubre de 2.011 mejoramos el equipamiento de este resalte, no se hizo exactamente conforme a lo habíamos ideado. Lo podéis ver en http://www.barranquismoandalucia.net/?p=176

Por tanto, estábamos con ganas de mejorar esa instalación y lo hemos hecho cuando hemos podido.

Ha sido un palizón para las dos únicas personas que hemos acarreado todos los tiestos necesarios por el cañón, Manolo Hueso y Juan Carlos Riesco, ambos miembros del grupo GIEX, aunque estas historias de los equipamientos las hacemos por nuestra cuenta.

La vez anterior éramos cinco personas las que nos encargamos de la tarea.

En fin, tampoco hemos hecho lo ideado: la roca al final in situ te pone pegas a lo que ves en casa en fotografías.

Nuestra idea era instalar dos tensores intermedios entre una y otra reunión (en la vertiente izquierda del resalte); Al final solo hemos puesto uno, oculto, junto a la cabecera del pasamanos, que facilitará su instalación con algo de caudal. Con bastante caudal hay que evitar bajar por aquí y hacerlo en alto aprovechando unos cuantos spits que facilitan el acceso a unas marmitas colgadas y rotas, por la izquierda. Ver más información en http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Si el caudal no es muy alto el tensor que hemos puesto, a unos 60 centímetros de la primera cabecera, facilitará el acceso a la cornisa que da al gran bloque empotrado, evitando algo el riesgo de ser arrastrado por la corriente que cae justo por la línea del rápel.  No resulta fácil el acceso a este tensor oculto desde la cabecera del rápel. Aún menos con caudal, por lo que quien intente acceder a él deberá ser ayudado por compañeros y probablemente instalar un estribo en la reunión.

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Dudamos de ponerlo, por evitar que intenten esta maniobra personas con poca técnica y sean arrastrados por la corriente en el intento. Pero decidimos instalarlo para tener un punto intermedio en el pasamanos que nos ayude a rapelar sin problemas hasta la cornisa, como siempre habíamos pensado. Descartamos instalar algún punto intermedio más en dicho pasamanos, puesto que una vez en la cornisa el acceso al bloque empotrado, a unos cuantos metros, es muy fácil.

Prácticamente todos los barranquistas que nos cruzamos (por cierto bastantes sin casco), nos hicieron la observación de la dificultad del acceso a la cabecera de dos tensores del Segundo Rápel (el del pozo). Les hemos dicho que casualmente la persona que instaló esos tensores no era muy alta, más bien bajito (es un amigo) y que, respetando las normas de reequipamiento españolas y francesas, no debemos ni queremos hacer una nueva instalación donde ya hay una correcta, antigua, “asentada” y en correcto estado de conservación.

Hace falta un pelín de agilidad para trepar en oposición hasta los dos tensores (yo lo hago perfectamente con 55 años), pero esa es una maniobra que entendemos debe ser pan comido para alguien que va instalando un barranco. Perdón por anticipado si alguien se ofende. Entendemos que ante había un “bolo”, un canto rodado, de tamaño mediano encajado en la cabecera del pozo, que facilitaba el acceso. Ha desaparecido hace unos años y ahora hay que trepar un pelín más. Pero también hay algún ancjale antiguo (p.e. un. buril para chapas recuperables), que pueden aprovechar quien lo necesite y tenga una placa de esas.

Al principio de la mañana subimos por la cornisa de la vertiente derecha, (justo tras el Primer Rápel) hasta una reunión que yo no conocía, pero en la que había visto que se quedaban cuerdas encastradas. En Julio del año pasado vimos allí una cuerda abandonada. Efectivamente allí había restos de cuerdas abandonadas.

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

En la instalación había tres chapas; dos con maillones estrechos, que provocan que la cuerda no se pueda recuperar. El más bajo lo hemos cambiado por una chapa nueva, sin maillón. Quien quiera usarlo, deberá abandonar allí un mosquetón, cinta, cordino…. Si se deja otro maillón seguirá pasando lo mismo. Lo ideal era haber instalado una chapa con anilla, pero llevábamos casi de todo, menos eso.

La instalación completa consta de un triángulo superior con dos spits sin placas y dos fijaciones más: un parabolt en alto con placa y más bajo la placa sin maillón que nosotros hemos cambiado por la antigua. Ahora mismo hay tres placas. Como todo el mundo sabe se deben usar dos puntos de anclaje al menos para rapelar allí, por lo que quien los use los deberá unir al menos dos con cordinos…., abandonar mosquetones…

Sigue siendo una instalación a entender (el triángulo superior probablemente se ha instalado para rescates) y a usar debidamente por personas con conocimiento y “entendimiento”.

También nos paramos a mirar una nueva instalación (una reunión en alto) sobre la cornisa de la Doble Marmita (donde hubo un accidente mortal el año pasado por desconocer su existencia). El año pasado en Julio creo que no estaba. La que estaba más baja, en el suelo de la cornisa, se ha inutilizado quitando una de las placas. Solo queda una de las placas y un spit sin placa.

Para quienes quieran hacer el Cañón de Buitreras con algo de caudal les aconsejamos que consulten http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Ver más imágenes de la jornada de equipamiento: http://www.barranquismoandalucia.net/?p=431


Source: www.barranquismoandalucia.net

LA OSERA: COMO SIEMPRE, ESPECTACULAR

VIERNES 10/04/2009

El barranco previsto para el viernes 10 era La Osera, uno de los más bonitos y espectaculares de la zona.

Después de uno de esos magníficos desayunos que Pepa nos prepara, que te dan ganas de volver a la cama a hacer la digestión de lo que te pesa la barriga, nos pusimos manos a la obra con la combinación de coches.

Amancio y los Pelacanyons lo habían hecho el día anterior y nos habían avisado que llevaba agua, pero cuando llegamos al embalse y vimos que estaba a tope, los ojos nos hacían “chiribitas”.

Asi estaba el embalse… a puntito de caramelo

Estaba EN SU PUNTO, ya que no llevaba tanta agua como cuando lo hicieron Móni, Jaime, Jesús, Chema Salguero y JJ el 1 de junio, pero la suficiente como para pasarlo en grande.
El R1 y R1’ ya daban una idea de lo divertido que iba a ser.

Carmelo «estrenando» la Osera ese día

Carlitos

Móni

María sonriente en R1

Raúl en R1

Carlos, Yo y Paki: «3 en raya» en R1 y R1′

Poco después, el R2, el único que no llevaba agua.

Jesús saliendo del R2

Impresionante vista de Móni saliendo del R2

El cielo estaba bastante nublado, y cada vez más gris a medida que nos aproximábamos a la cascada de 130 m (R4 y R4´). Justo antes de la cabecera hay una poza imposible de evitar que es lo peor para las esperas siguientes, porque te quedas TIESO

Poza de los c…. que te deja helado justo antes de la cabecera de la cascada

Por muchas veces que hagas La Osera, la llegada a la cabecera no deja de impresionar.

.. Coño!, que alto está esto!!!!

Vista desde la cabecera. El casco es Raúl

En la cabecera soplaban ráfagas de viento tan fuertes que elevaban el agua de la cascada dando la impresión de que llovía. Cuando llegamos al fraccionamiento, pudimos comprobar totalmente alucinados, que el viento desplazaba la cascada de 67 m hacia la derecha orográfica, poniéndola horizontal, con lo que el agua desaparecía de la línea del rapel y aparecía por la pared de la derecha… os lo juro…. ESPECTACULAR.

Natasha dentro de la cueva donde estça el fraccionamiento de la cascada (R3´)… pero que cara de bicho!!!!!

Secuencia de cómo el viento levantava la cascada, hasta que se ponía horizontal y el agua dejaba de correr por el rapel

Jesús alucinando de ver que el agua de la cascada caía por la pared de la derecha

Una servidora, llegando al fraccionamiento


Carlos Bajando el segundo tramo de la cascada (R3´)

Carmelo en la base de la cascada de 130 m

Paki

El frío que se pasa con las largas esperas hizo que Móni, Carmelo y Natasha decidieran no hacer la parte inferior (aunque yo creo que lo que oían era la llamada de las cervezas que habían en el coche!!!) .

El resto seguimos adelante. Y mereció la pena, porque la Osera Inferior estaba absolutamente preciosa.

Las formaciones de toba son increíbles; en alguna zona forman cuevas en las que entran los rápeles.

Jesús en la cueva

Paki entrando en la cueva

Una cascada tras otra, destrepe tras destrepe y, para colmo, empieza a llover…. y poco después… a nevar…. y minutos más tarde… ¡¡¡¡a granizar!!!!. En éste punto María decidió salir por la senda hasta el coche (la llamada del “licor de cebada” es irresistible…).

Jesús y Paki en el rapel donde se «escapó» María

Raúl

El resto de “tarados” seguimos adelante; y la recompensa fue grande ya que al rato salió un sol espléndido, con el que llegamos al final del barranco y al coche.

«4 en raya» en el penúltimo rapel: Jesús, Paki, Yo y Raúl

Yo bajando el último rapel. JJ abajo, en la poza

El equipo que terminó la integral, falta Raúl que hace la foto

Desplegamos el chiringuito y comimos como marqueses.

Jesús flagelándose, como toca un Viernes de Dolores

María: o comemos menos chocolate o te cambias el bañador de neopreno!!!!

De ahí al recoger los coches de arriba. Antes pasamos a ver un barranco abierto recientemente por Carmelo. Por lo que nos contó, es una auténtica caña, así que esperamos que nos lleve pronto a conocerlo.

Durante el trayecto la meteorología nos seguía haciendo regalos: una nevada preciosa con un sol aún más bonito, que hacían fuésemos protagonistas de un cuento de bosques encantados.

Copos de nieve en una fria tarde de sol

Visita al bar correspondiente y directos a casa de Pepa y Juan, donde nos despedimos de Carmelo.
Como de costumbre, la osera no nos defraudó.
Source: http://barrancosjesustbo.blogspot.com.es