Cuando los barrancos son perfectos

Barrancos por asturias, guapis!!!
Nada como disfrutar en compañia de lo que nos ofrecen los rios aqui…
Con Nidia Llamazares.


Source: picos y barrancos

Un, dos… probando… Vallegon invernal!!!

Agua fría, suelo resbaladizo, agüita en condiciones y una compañía perfecta. Cuando esas cosas se unen a ganas por conocer sitios y mejorar… No nos para nadie!!!

Un clásico de los barrancos de Asturias que no defrauda a nadie, volveremos otro día con menos agua para jugar en el jejejeje.

Fotos: Nidia Llamazares y Julio Montes.
Source: picos y barrancos

Cueva de los Canes, Puertas de Cabrales.

 Como todo no van a ser barrancos… de vez en cuando nos vamos de espeleo, aprovechando estos dias pasados de lluvia nos fuimos a visitar distintas cuevas que tenemos en el concejo de Cabrales.

Menos la ultima, las fotos son de Nidia Llamazares y su vision de “artes”, al final vamos a nombrarla “fotografa” oficial del blog.
Source: picos y barrancos

Malequipando barrancos en Andalucía

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

Hace un año y medio estaba intercambiando emails con un reperesentante de una federación andaluza con competencia en barranquismo, sin saber que justo en esos momentos hubo un accidente mortal en el Cañón de Buitreras.
Accidente que temíamos pudiese haberse producido por el equipamiento inadecuado de ese cañón.
Al final no fue culpa totalmente del equipamiento (sí lo indujo un equipamiento muy mal situado), sino de ignorar que existía un equipamiento más arriba que evitaba ese peligro.
Nosotros que hemos hecho allí alguna mejora del equipamiento, le insistíamos en la necesidad de que las federaciones que se atribuyen competencias en barranquismo (federaciones de espeleología y montaña) al menos coordinen, supervisen la labor equipadora/reequipadora.
El responsabe con quien hablaba por email me decía en esos momentos previos a enterarnos del accidente mortal, que él no tenía un duro para equipar barrancos, que su misión era promover el deporte del barranquismo.
Le puse una objección: ¿si su deporte fuese el motociclismo y el circuito estuviese hecho una pena, promovería carreras en ese circuito sin poner por delante la seguridad de los deportistas?
Evidentemente estas diferencias de opinión al final supusieron un distanciamiento total con estos responsables federativos. Ya ni discutimos, ni hablamos. Antes habíamos colaborado en algún equipamiento.

No estamos muy de acuerdo en eso de que el barranquismo en Andalucía empezó muy tarde. En Aragón aparte del descenso del barranco Canal del Palomo en 1.954, no es hasta 1.967 cuando se desciende el Río Vero, barranco por cierto sin rápeles, teniendo lugar el primer descenso en Andalucía en 1.974. Tampoco hay tanta diferencia, 7 años.
En lo que sí nos da mil vueltas Aragón es en la cuestión de asumir y regular unos equipamientos/reequipamientos dignos.
En el libro “Manual de descenso de barrancos” de ABARCA, Agustín / AGUARTA, Óscar / AVELLANAS, Manuel / CAMPO, Alberto y Guillermo / CEÑA, Laurentino / CUCHÍ, José Antonio / LAMPRE, Fernnado / SALAMERO, Enrique,  Escuela Aragonesa de Montañismo-Comité de Barrancos, Manuales PRAMES, Zaragoza 1.999, pág. 77. se recoge un documento que reproducimos íntegramente a continuación:

FEDERACIÓN ARAGONESA DE MONTAÑISMO

COMISIÓN PERMANENTE DE REEQUIPAMIENTO DE BARRANCOS

El descenso de barrancos es un deporte técnico que exige conocimientos diversos en un medio potencialmente variable. E1 uso de la cuerda es imprescindible o aconsejable en numerosas ocasiones, lo que requiere unas instalaciones de anclajes adecuadas que cumplan requisitos de solidez, duración y capacidad de utilización. Muy pocas veces se optimizan estos factores, ocasionándose finalmente tinglados variopintos, a veces en puntos poco idóneos y que, a corto plazo, requieren volver a taladrar la roca.

Para evitar definitivamente este estado de improvisación y deterioro es preciso, salvo caso de emergencia, dejar los reequipamientos en manos de un equipo especializado. La seguridad y el disfrute de todos nos va en ello.

LA COMISIÓN SE OCUPA DE:
– Dotar de una seguridad de base a las instalaciones de cuerda y rápel de aquellos barrancos cuya frecuentación lo aconseja.
– Canalizar esa labor en las 3 provincias aragonesas (Huesca, Zaragoza y Teruel).
– Evitar y consolidar instalaciones desiguales, mal adaptadas o pronto envejecidas
– Estudiar, y en su caso acometer, propuestas de reequipamiento.

La Comisión utiliza exclusivamente anclajes químicos inoxidables, materiales de máxima calidad y seguridad de las marcas FIXE Y PETZL

NO REEQUIPES BARRANCOS, NI IMPROVISES INSTALACIONES
PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS

 

 

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

LA COMISIÓN ESTÁ COMPUESTA POR REPRESENTANTES DE:
Federación Aragonesa de Montañismo
Escuela Aragonesa de Montañismo
Comité de Defensa de la Naturaleza
Clubs de Montaña Aragoneses
Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil
Asociación Profesional Aragonesa de Guías de Montaña

La Comisión es el interlocutor oficial con el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara en materia de equipamientos.

¿QUÉ PODEMOS DECIR?
En 1.999 ya existía ese documento en Aragón y pocos años después (2.005-06) unos documentos con instrucciones claras sobre filosofía de equipamientos en barrancos.
En 2.013-4, en Andalucía personas, que suponemos no conocerán estas normas,  reequipan pasamanos con cables en barrancos con crecidas (Barranco Sima del Diablo, Río Grande-Zarzalones). En el primero de ellos, como el pasamanos de cable fue arrancado por una crecida hace un par de años, han metido un cable más grueso de 8-10 mm.

PENOSO, LASTIMOSO ….. y las federaciones que se arrogan competencias en barranquismo, sobre todo para hacer competiciones en las que comprobar quien corre más por un barranco, siguen sin asumir esto que ya asumió Aragón hace 15 años, ni da consejos a los equipadores voluntariosos que poblamos el monte.
Al menos podían asumir este documento veterano de Aragón y dar su opinión sobre equipamientos que no cumplen las normas y pueden comprometer la seguridad de los barranquistas.


Source: www.barranquismoandalucia.net

Malequipando barrancos en Andalucía

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

Hace un año y medio estaba intercambiando emails con un reperesentante de una federación andaluza con competencia en barranquismo, sin saber que justo en esos momentos hubo un accidente mortal en el Cañón de Buitreras.
Accidente que temíamos pudiese haberse producido por el equipamiento inadecuado de ese cañón.
Al final no fue culpa totalmente del equipamiento (sí lo indujo un equipamiento muy mal situado), sino de ignorar que existía un equipamiento más arriba que evitaba ese peligro.
Nosotros que hemos hecho allí alguna mejora del equipamiento, le insistíamos en la necesidad de que las federaciones que se atribuyen competencias en barranquismo (federaciones de espeleología y montaña) al menos coordinen, supervisen la labor equipadora/reequipadora.
El responsabe con quien hablaba por email me decía en esos momentos previos a enterarnos del accidente mortal, que él no tenía un duro para equipar barrancos, que su misión era promover el deporte del barranquismo.
Le puse una objección: ¿si su deporte fuese el motociclismo y el circuito estuviese hecho una pena, promovería carreras en ese circuito sin poner por delante la seguridad de los deportistas?
Evidentemente estas diferencias de opinión al final supusieron un distanciamiento total con estos responsables federativos. Ya ni discutimos, ni hablamos. Antes habíamos colaborado en algún equipamiento.

No estamos muy de acuerdo en eso de que el barranquismo en Andalucía empezó muy tarde. En Aragón aparte del descenso del barranco Canal del Palomo en 1.954, no es hasta 1.967 cuando se desciende el Río Vero, barranco por cierto sin rápeles, teniendo lugar el primer descenso en Andalucía en 1.974. Tampoco hay tanta diferencia, 7 años.
En lo que sí nos da mil vueltas Aragón es en la cuestión de asumir y regular unos equipamientos/reequipamientos dignos.
En el libro “Manual de descenso de barrancos” de ABARCA, Agustín / AGUARTA, Óscar / AVELLANAS, Manuel / CAMPO, Alberto y Guillermo / CEÑA, Laurentino / CUCHÍ, José Antonio / LAMPRE, Fernnado / SALAMERO, Enrique,  Escuela Aragonesa de Montañismo-Comité de Barrancos, Manuales PRAMES, Zaragoza 1.999, pág. 77. se recoge un documento que reproducimos íntegramente a continuación:

FEDERACIÓN ARAGONESA DE MONTAÑISMO

COMISIÓN PERMANENTE DE REEQUIPAMIENTO DE BARRANCOS

El descenso de barrancos es un deporte técnico que exige conocimientos diversos en un medio potencialmente variable. E1 uso de la cuerda es imprescindible o aconsejable en numerosas ocasiones, lo que requiere unas instalaciones de anclajes adecuadas que cumplan requisitos de solidez, duración y capacidad de utilización. Muy pocas veces se optimizan estos factores, ocasionándose finalmente tinglados variopintos, a veces en puntos poco idóneos y que, a corto plazo, requieren volver a taladrar la roca.

Para evitar definitivamente este estado de improvisación y deterioro es preciso, salvo caso de emergencia, dejar los reequipamientos en manos de un equipo especializado. La seguridad y el disfrute de todos nos va en ello.

LA COMISIÓN SE OCUPA DE:
– Dotar de una seguridad de base a las instalaciones de cuerda y rápel de aquellos barrancos cuya frecuentación lo aconseja.
– Canalizar esa labor en las 3 provincias aragonesas (Huesca, Zaragoza y Teruel).
– Evitar y consolidar instalaciones desiguales, mal adaptadas o pronto envejecidas
– Estudiar, y en su caso acometer, propuestas de reequipamiento.

La Comisión utiliza exclusivamente anclajes químicos inoxidables, materiales de máxima calidad y seguridad de las marcas FIXE Y PETZL

NO REEQUIPES BARRANCOS, NI IMPROVISES INSTALACIONES
PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS

 

 

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

Pasamanos de cable en Río Grande-Zarzalones Inferior, instalado por miembros de Pangea y Pasoslargos, habiéndose publicado año y medio antes un proyecto nuestro que cumplía las normas.

LA COMISIÓN ESTÁ COMPUESTA POR REPRESENTANTES DE:
Federación Aragonesa de Montañismo
Escuela Aragonesa de Montañismo
Comité de Defensa de la Naturaleza
Clubs de Montaña Aragoneses
Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil
Asociación Profesional Aragonesa de Guías de Montaña

La Comisión es el interlocutor oficial con el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara en materia de equipamientos.

¿QUÉ PODEMOS DECIR?
En 1.999 ya existía ese documento en Aragón y pocos años después (2.005-06) unos documentos con instrucciones claras sobre filosofía de equipamientos en barrancos.
En 2.013-4, en Andalucía personas, que suponemos no conocerán estas normas,  reequipan pasamanos con cables en barrancos con crecidas (Barranco Sima del Diablo, Río Grande-Zarzalones). En el primero de ellos, como el pasamanos de cable fue arrancado por una crecida hace un par de años, han metido un cable más grueso de 8-10 mm.

PENOSO, LASTIMOSO ….. y las federaciones que se arrogan competencias en barranquismo, sobre todo para hacer competiciones en las que comprobar quien corre más por un barranco, siguen sin asumir esto que ya asumió Aragón hace 15 años, ni da consejos a los equipadores voluntariosos que poblamos el monte.
Al menos podían asumir este documento veterano de Aragón y dar su opinión sobre equipamientos que no cumplen las normas y pueden comprometer la seguridad de los barranquistas.


Source: Barranquismo andalucia

Nueva mejora en equipamiento Cañón de Buitreras

 

100_6066

Anclajes sobre Segundo Rápel Cañón de Buitreras

Ayer, Sábado 30 de Agosto de 2.014, por fin fuimos a intentar hacer algo más seguro el pasamanos del Tercer Rápel del Cañón de Buitreras.

Cuando en Octubre de 2.011 mejoramos el equipamiento de este resalte, no se hizo exactamente conforme a lo habíamos ideado. Lo podéis ver en http://www.barranquismoandalucia.net/?p=176

Por tanto, estábamos con ganas de mejorar esa instalación y lo hemos hecho cuando hemos podido.

Ha sido un palizón para las dos únicas personas que hemos acarreado todos los tiestos necesarios por el cañón, Manolo Hueso y Juan Carlos Riesco, ambos miembros del grupo GIEX, aunque estas historias de los equipamientos las hacemos por nuestra cuenta.

La vez anterior éramos cinco personas las que nos encargamos de la tarea.

En fin, tampoco hemos hecho lo ideado: la roca al final in situ te pone pegas a lo que ves en casa en fotografías.

Nuestra idea era instalar dos tensores intermedios entre una y otra reunión (en la vertiente izquierda del resalte); Al final solo hemos puesto uno, oculto, junto a la cabecera del pasamanos, que facilitará su instalación con algo de caudal. Con bastante caudal hay que evitar bajar por aquí y hacerlo en alto aprovechando unos cuantos spits que facilitan el acceso a unas marmitas colgadas y rotas, por la izquierda. Ver más información en http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Si el caudal no es muy alto el tensor que hemos puesto, a unos 60 centímetros de la primera cabecera, facilitará el acceso a la cornisa que da al gran bloque empotrado, evitando algo el riesgo de ser arrastrado por la corriente que cae justo por la línea del rápel.  No resulta fácil el acceso a este tensor oculto desde la cabecera del rápel. Aún menos con caudal, por lo que quien intente acceder a él deberá ser ayudado por compañeros y probablemente instalar un estribo en la reunión.

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Dudamos de ponerlo, por evitar que intenten esta maniobra personas con poca técnica y sean arrastrados por la corriente en el intento. Pero decidimos instalarlo para tener un punto intermedio en el pasamanos que nos ayude a rapelar sin problemas hasta la cornisa, como siempre habíamos pensado. Descartamos instalar algún punto intermedio más en dicho pasamanos, puesto que una vez en la cornisa el acceso al bloque empotrado, a unos cuantos metros, es muy fácil.

Prácticamente todos los barranquistas que nos cruzamos (por cierto bastantes sin casco), nos hicieron la observación de la dificultad del acceso a la cabecera de dos tensores del Segundo Rápel (el del pozo). Les hemos dicho que casualmente la persona que instaló esos tensores no era muy alta, más bien bajito (es un amigo) y que, respetando las normas de reequipamiento españolas y francesas, no debemos ni queremos hacer una nueva instalación donde ya hay una correcta, antigua, “asentada” y en correcto estado de conservación.

Hace falta un pelín de agilidad para trepar en oposición hasta los dos tensores (yo lo hago perfectamente con 55 años), pero esa es una maniobra que entendemos debe ser pan comido para alguien que va instalando un barranco. Perdón por anticipado si alguien se ofende. Entendemos que ante había un “bolo”, un canto rodado, de tamaño mediano encajado en la cabecera del pozo, que facilitaba el acceso. Ha desaparecido hace unos años y ahora hay que trepar un pelín más. Pero también hay algún ancjale antiguo (p.e. un. buril para chapas recuperables), que pueden aprovechar quien lo necesite y tenga una placa de esas.

Al principio de la mañana subimos por la cornisa de la vertiente derecha, (justo tras el Primer Rápel) hasta una reunión que yo no conocía, pero en la que había visto que se quedaban cuerdas encastradas. En Julio del año pasado vimos allí una cuerda abandonada. Efectivamente allí había restos de cuerdas abandonadas.

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

En la instalación había tres chapas; dos con maillones estrechos, que provocan que la cuerda no se pueda recuperar. El más bajo lo hemos cambiado por una chapa nueva, sin maillón. Quien quiera usarlo, deberá abandonar allí un mosquetón, cinta, cordino…. Si se deja otro maillón seguirá pasando lo mismo. Lo ideal era haber instalado una chapa con anilla, pero llevábamos casi de todo, menos eso.

La instalación completa consta de un triángulo superior con dos spits sin placas y dos fijaciones más: un parabolt en alto con placa y más bajo la placa sin maillón que nosotros hemos cambiado por la antigua. Ahora mismo hay tres placas. Como todo el mundo sabe se deben usar dos puntos de anclaje al menos para rapelar allí, por lo que quien los use los deberá unir al menos dos con cordinos…., abandonar mosquetones…

Sigue siendo una instalación a entender (el triángulo superior probablemente se ha instalado para rescates) y a usar debidamente por personas con conocimiento y “entendimiento”.

También nos paramos a mirar una nueva instalación (una reunión en alto) sobre la cornisa de la Doble Marmita (donde hubo un accidente mortal el año pasado por desconocer su existencia). El año pasado en Julio creo que no estaba. La que estaba más baja, en el suelo de la cornisa, se ha inutilizado quitando una de las placas. Solo queda una de las placas y un spit sin placa.

Para quienes quieran hacer el Cañón de Buitreras con algo de caudal les aconsejamos que consulten http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Ver más imágenes de la jornada de equipamiento: http://www.barranquismoandalucia.net/?p=431


Source: www.barranquismoandalucia.net

Nueva mejora en equipamiento Cañón de Buitreras

 

100_6066

Anclajes sobre Segundo Rápel Cañón de Buitreras

Ayer, Sábado 30 de Agosto de 2.014, por fin fuimos a intentar hacer algo más seguro el pasamanos del Tercer Rápel del Cañón de Buitreras.

Cuando en Octubre de 2.011 mejoramos el equipamiento de este resalte, no se hizo exactamente conforme a lo habíamos ideado. Lo podéis ver en http://www.barranquismoandalucia.net/?p=176

Por tanto, estábamos con ganas de mejorar esa instalación y lo hemos hecho cuando hemos podido.

Ha sido un palizón para las dos únicas personas que hemos acarreado todos los tiestos necesarios por el cañón, Manolo Hueso y Juan Carlos Riesco, ambos miembros del grupo GIEX, aunque estas historias de los equipamientos las hacemos por nuestra cuenta.

La vez anterior éramos cinco personas las que nos encargamos de la tarea.

En fin, tampoco hemos hecho lo ideado: la roca al final in situ te pone pegas a lo que ves en casa en fotografías.

Nuestra idea era instalar dos tensores intermedios entre una y otra reunión (en la vertiente izquierda del resalte); Al final solo hemos puesto uno, oculto, junto a la cabecera del pasamanos, que facilitará su instalación con algo de caudal. Con bastante caudal hay que evitar bajar por aquí y hacerlo en alto aprovechando unos cuantos spits que facilitan el acceso a unas marmitas colgadas y rotas, por la izquierda. Ver más información en http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Si el caudal no es muy alto el tensor que hemos puesto, a unos 60 centímetros de la primera cabecera, facilitará el acceso a la cornisa que da al gran bloque empotrado, evitando algo el riesgo de ser arrastrado por la corriente que cae justo por la línea del rápel.  No resulta fácil el acceso a este tensor oculto desde la cabecera del rápel. Aún menos con caudal, por lo que quien intente acceder a él deberá ser ayudado por compañeros y probablemente instalar un estribo en la reunión.

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Tensor junto cabecera pasamanos Tercer Rápel Cañón de Buitreras

Dudamos de ponerlo, por evitar que intenten esta maniobra personas con poca técnica y sean arrastrados por la corriente en el intento. Pero decidimos instalarlo para tener un punto intermedio en el pasamanos que nos ayude a rapelar sin problemas hasta la cornisa, como siempre habíamos pensado. Descartamos instalar algún punto intermedio más en dicho pasamanos, puesto que una vez en la cornisa el acceso al bloque empotrado, a unos cuantos metros, es muy fácil.

Prácticamente todos los barranquistas que nos cruzamos (por cierto bastantes sin casco), nos hicieron la observación de la dificultad del acceso a la cabecera de dos tensores del Segundo Rápel (el del pozo). Les hemos dicho que casualmente la persona que instaló esos tensores no era muy alta, más bien bajito (es un amigo) y que, respetando las normas de reequipamiento españolas y francesas, no debemos ni queremos hacer una nueva instalación donde ya hay una correcta, antigua, “asentada” y en correcto estado de conservación.

Hace falta un pelín de agilidad para trepar en oposición hasta los dos tensores (yo lo hago perfectamente con 55 años), pero esa es una maniobra que entendemos debe ser pan comido para alguien que va instalando un barranco. Perdón por anticipado si alguien se ofende. Entendemos que ante había un “bolo”, un canto rodado, de tamaño mediano encajado en la cabecera del pozo, que facilitaba el acceso. Ha desaparecido hace unos años y ahora hay que trepar un pelín más. Pero también hay algún ancjale antiguo (p.e. un. buril para chapas recuperables), que pueden aprovechar quien lo necesite y tenga una placa de esas.

Al principio de la mañana subimos por la cornisa de la vertiente derecha, (justo tras el Primer Rápel) hasta una reunión que yo no conocía, pero en la que había visto que se quedaban cuerdas encastradas. En Julio del año pasado vimos allí una cuerda abandonada. Efectivamente allí había restos de cuerdas abandonadas.

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

Reunión de parabolts en cornisa superior Marmita Doble

En la instalación había tres chapas; dos con maillones estrechos, que provocan que la cuerda no se pueda recuperar. El más bajo lo hemos cambiado por una chapa nueva, sin maillón. Quien quiera usarlo, deberá abandonar allí un mosquetón, cinta, cordino…. Si se deja otro maillón seguirá pasando lo mismo. Lo ideal era haber instalado una chapa con anilla, pero llevábamos casi de todo, menos eso.

La instalación completa consta de un triángulo superior con dos spits sin placas y dos fijaciones más: un parabolt en alto con placa y más bajo la placa sin maillón que nosotros hemos cambiado por la antigua. Ahora mismo hay tres placas. Como todo el mundo sabe se deben usar dos puntos de anclaje al menos para rapelar allí, por lo que quien los use los deberá unir al menos dos con cordinos…., abandonar mosquetones…

Sigue siendo una instalación a entender (el triángulo superior probablemente se ha instalado para rescates) y a usar debidamente por personas con conocimiento y “entendimiento”.

También nos paramos a mirar una nueva instalación (una reunión en alto) sobre la cornisa de la Doble Marmita (donde hubo un accidente mortal el año pasado por desconocer su existencia). El año pasado en Julio creo que no estaba. La que estaba más baja, en el suelo de la cornisa, se ha inutilizado quitando una de las placas. Solo queda una de las placas y un spit sin placa.

Para quienes quieran hacer el Cañón de Buitreras con algo de caudal les aconsejamos que consulten http://ecdcmadrid.blogspot.com.es/2014/05/buitreras-posibles-escapes-para-evitar.html

Ver más imágenes de la jornada de equipamiento: http://www.barranquismoandalucia.net/?p=431


Source: Barranquismo andalucia

Primer descenso del cañón de Buitreras

Plano de acceso a Cañón de Buitreras del presente artículo

Plano de acceso a Cañón de Buitreras del presente artículo

Contenido literal del artículo “La Garganta de las Buitreras. Travesía”, publicado en Montañas del Sur, Club Montañero Sierra del Pinra, 1º Trimestre 1.981, número 13, pp. 27-29.


El interés por las travesías de gargantas y desfiladeros está bien patente entre los montañeros. Para justificar lo dicho valen algunos capítulos del libro los Pirineos de P. Bellefon y algunos artículos aparecidos en varias revistas do montaña.

En las travesías de estas gargantas se encuentran una gran aliciente para el montañero, constituido por las misteriosas y obscuras sombras que sus paredes cobijan, por al ruido da las aguas que en su interior corren. y sobre todo por ese gusanillo de ver lo que hay mas allá. Desde el punto de vista técnico se pueden encontrar algunos trepes y muchos rappeles. Un aspecto bastante común de estas gargantas es que sirven de cauce natural de un río, en nuestro caso del Guadiaro.

El primer problema que tuvimos que solucionar es su localización. Pues en un par de momento sólo supimos de su existencia a través de un viejo libro (Las Maravillas de la P. lbérica) y que para colmo de males usaba para esta garganta el nombre de Angostura del Guadiaro. El cual as totalmente desconocido por los serranos que viven en sus proximidades. Así tras dar muchas vueltas, y preguntar bastante dimos con el| pueblo de Colmenar, que es el más cercano de las Buitreras. Colmenar es estación del ferrocarril Algeciras-Madrid, y se llega bien a el por la carretera de Ronda a Algeciras. En el pueblo tratamos de informamos sobre la garganta, sacando como conclusión que se aventuran un poco en el punto en que las aguas “salen” de las estrechuras que recorren, motivadas por su interés en cazar algunas palomas.

La travesía de la garganta nos la planteamos efectuarla en sentido a favor de como la atraviesan las aguas del Guadiaro. Para ello hay que llegar a Colmenar y dirigirse a una central eléctrica que hay a la entrada, y de ella tomar la vía del tren. Siguiendo esta vía en dirección ascendente llegaremos a donde comienza la garganta. El principal problema es que hay que atravesar siete túneles, y debemos de informarnos del horario de trenes, que son muchos. Ya que no recomiendo repetir nuestra experiencia do estar dentro do un túnel cuando pasa el tren. Se produce entonces un ruido brutal, humos al por mayor y el peligro que supone un ferrocarril a menos de un metro.

Al ver el tren tan cerca nos tiramos al suelo y nos pusimos la mochila sobre la cabeza, no fuera a suceder que algún viajero tuviera la genialidad do tirar una lata o una botella. Pasado los siete túneles llegamos a un puente, que no cruzamos, sino que bajamos al cauce del río.

Imagen interior Cañón de Buitreras del presente artículo, probablemente gran bloque empotrado en final zona oscura

Imagen interior Cañón de Buitreras del presente artículo, probablemente gran bloque empotrado en final zona oscura

Son las 9h. 30m. del domingo de Julio cuando entramos en el cauce del Guadiaro. No tenemos ninguna referencia de nadie que haya atravesado esta garganta. Vamos recorriendo una zona que podemos llamar de inicio, compuesta por varias largas charcas, multitud de bloques por los que trepamos y bajamos. A medida que las paredes se ponen más altas, se oye un murmullo del agua en aumento. La vegetación por las rocas es exuberante. La luz disminuye ya que el sol está aún bajo. Hacemos algunos destrepes y oposiciones, casi siempre en sentido descendente. La roca toma formas extraordinarias, aparecen agujeros, pináculos. pozas… Nuestro interés por lo que estamos recorriendo va en aumento, debido a la belleza que nos rodea. Hace tiempo dejamos atrás un puentecillo, que une las dos paredes de la garganta en su parte alta, en realidad no es un puente,
sino un conducto por donde llega el agua a la central de Colmenar, llamada también central de Buitreras.

La parte central de la garganta está constituida por una zona donde las paredes superan el centenar de metros. La estrechura es máxima, viéndose de el cielo solo una estrecha franja azul. En esta parte hicimos varios ráppeles. algún paso complicado, también solucionamos la continuidad de nuestra marcha a través de agujeros, por los que penetrábamos y evitamos saltos verticales. En muchos momentos es el lecho del río el que nos indica por donde seguir, ya que no es posible encontrar alguna cornisa o recodo lateral. Las charcas se convierten en lagos muy grandes y alargados. Cuando el sol está en el mediodía sus rayos se cuelan entre las verticales peñas, e inciden en el agua formando cuadros muy bellos. El agua está limpia, con solo algunas hojas flotando sobre ella. Prácticamente no hay desperdicios, ni pintadas; lo que nos dice que estos parajes son muy poco frecuentados. Esperemos en honor a so integridad, que siga sucediendo así. Tras las últimas y largas galerías inundadas, de una belleza indescriptibles, contemplamos tajos que nos son conocidos. El final está próximo. El agua desaparece entra las piedras, y los lagos se hacen más escasos. De nuevo subimos y saltamos enormes bloques, es lo que podemos llamar zona de salida. A poco observamos el puente formado al desprenderse un gigantesco peñasco y quedar encajado entre las paredes de la garganta. Luego pasamos por debajo de él, aparecen una o dos charcas más que atravesamos con el agua a la cintura. Vemos una abundante concentración de peces, tortugas, vencejos, palomas, aviones; pero faltan los buitres que dan nombre a este lugar, o al menos nosotros no hemos tenido la suerte de verlos.

Arriba se halla un largo túnel, que tiene muchas ventanas.

Descansamos unos quince minutos, nos quitamos la ropa mojada, arreglamos la mochila y el equipo. Con un sol implacable subimos al túnel, y por las vías bajamos a Colmenar, sin temer la inoportuna presencia del ruidoso “caballo de hierro”.

Esta actividad fué realizada por Juan Manuel González Montero, Diego Román Barroso v Manuel Gil Monreal el 13/7/80, empleando seis horas en ella. Se aconseja llevar una cuerda de unos quince metros, y equipo para zonas inundadas (neopreno, salvavidas o bote).

Esta travesía conviene realizarla en una fecha en la que se posea certeza de buen tiempo, es muy recomendable el final de primavera y el comienzo del verano. Actividad bella y agradable, pero no difícil, recomendable al que desee conocer uno de las lugares más interesantes de la Serranía de Ronda.

Manuel Gil Monreal.

Imágenes del día de la exploración: https://www.flickr.com/photos/juankrota/sets/72157645751232521/


Source: www.barranquismoandalucia.net

Primer descenso del cañón de Buitreras

Plano de acceso a Cañón de Buitreras del presente artículo

Plano de acceso a Cañón de Buitreras del presente artículo

Contenido literal del artículo “La Garganta de las Buitreras. Travesía”, publicado en Montañas del Sur, Club Montañero Sierra del Pinra, 1º Trimestre 1.981, número 13, pp. 27-29.


El interés por las travesías de gargantas y desfiladeros está bien patente entre los montañeros. Para justificar lo dicho valen algunos capítulos del libro los Pirineos de P. Bellefon y algunos artículos aparecidos en varias revistas do montaña.

En las travesías de estas gargantas se encuentran una gran aliciente para el montañero, constituido por las misteriosas y obscuras sombras que sus paredes cobijan, por al ruido da las aguas que en su interior corren. y sobre todo por ese gusanillo de ver lo que hay mas allá. Desde el punto de vista técnico se pueden encontrar algunos trepes y muchos rappeles. Un aspecto bastante común de estas gargantas es que sirven de cauce natural de un río, en nuestro caso del Guadiaro.

El primer problema que tuvimos que solucionar es su localización. Pues en un par de momento sólo supimos de su existencia a través de un viejo libro (Las Maravillas de la P. lbérica) y que para colmo de males usaba para esta garganta el nombre de Angostura del Guadiaro. El cual as totalmente desconocido por los serranos que viven en sus proximidades. Así tras dar muchas vueltas, y preguntar bastante dimos con el| pueblo de Colmenar, que es el más cercano de las Buitreras. Colmenar es estación del ferrocarril Algeciras-Madrid, y se llega bien a el por la carretera de Ronda a Algeciras. En el pueblo tratamos de informamos sobre la garganta, sacando como conclusión que se aventuran un poco en el punto en que las aguas “salen” de las estrechuras que recorren, motivadas por su interés en cazar algunas palomas.

La travesía de la garganta nos la planteamos efectuarla en sentido a favor de como la atraviesan las aguas del Guadiaro. Para ello hay que llegar a Colmenar y dirigirse a una central eléctrica que hay a la entrada, y de ella tomar la vía del tren. Siguiendo esta vía en dirección ascendente llegaremos a donde comienza la garganta. El principal problema es que hay que atravesar siete túneles, y debemos de informarnos del horario de trenes, que son muchos. Ya que no recomiendo repetir nuestra experiencia do estar dentro do un túnel cuando pasa el tren. Se produce entonces un ruido brutal, humos al por mayor y el peligro que supone un ferrocarril a menos de un metro.

Al ver el tren tan cerca nos tiramos al suelo y nos pusimos la mochila sobre la cabeza, no fuera a suceder que algún viajero tuviera la genialidad do tirar una lata o una botella. Pasado los siete túneles llegamos a un puente, que no cruzamos, sino que bajamos al cauce del río.

Imagen interior Cañón de Buitreras del presente artículo, probablemente gran bloque empotrado en final zona oscura

Imagen interior Cañón de Buitreras del presente artículo, probablemente gran bloque empotrado en final zona oscura

Son las 9h. 30m. del domingo de Julio cuando entramos en el cauce del Guadiaro. No tenemos ninguna referencia de nadie que haya atravesado esta garganta. Vamos recorriendo una zona que podemos llamar de inicio, compuesta por varias largas charcas, multitud de bloques por los que trepamos y bajamos. A medida que las paredes se ponen más altas, se oye un murmullo del agua en aumento. La vegetación por las rocas es exuberante. La luz disminuye ya que el sol está aún bajo. Hacemos algunos destrepes y oposiciones, casi siempre en sentido descendente. La roca toma formas extraordinarias, aparecen agujeros, pináculos. pozas… Nuestro interés por lo que estamos recorriendo va en aumento, debido a la belleza que nos rodea. Hace tiempo dejamos atrás un puentecillo, que une las dos paredes de la garganta en su parte alta, en realidad no es un puente,
sino un conducto por donde llega el agua a la central de Colmenar, llamada también central de Buitreras.

La parte central de la garganta está constituida por una zona donde las paredes superan el centenar de metros. La estrechura es máxima, viéndose de el cielo solo una estrecha franja azul. En esta parte hicimos varios ráppeles. algún paso complicado, también solucionamos la continuidad de nuestra marcha a través de agujeros, por los que penetrábamos y evitamos saltos verticales. En muchos momentos es el lecho del río el que nos indica por donde seguir, ya que no es posible encontrar alguna cornisa o recodo lateral. Las charcas se convierten en lagos muy grandes y alargados. Cuando el sol está en el mediodía sus rayos se cuelan entre las verticales peñas, e inciden en el agua formando cuadros muy bellos. El agua está limpia, con solo algunas hojas flotando sobre ella. Prácticamente no hay desperdicios, ni pintadas; lo que nos dice que estos parajes son muy poco frecuentados. Esperemos en honor a so integridad, que siga sucediendo así. Tras las últimas y largas galerías inundadas, de una belleza indescriptibles, contemplamos tajos que nos son conocidos. El final está próximo. El agua desaparece entra las piedras, y los lagos se hacen más escasos. De nuevo subimos y saltamos enormes bloques, es lo que podemos llamar zona de salida. A poco observamos el puente formado al desprenderse un gigantesco peñasco y quedar encajado entre las paredes de la garganta. Luego pasamos por debajo de él, aparecen una o dos charcas más que atravesamos con el agua a la cintura. Vemos una abundante concentración de peces, tortugas, vencejos, palomas, aviones; pero faltan los buitres que dan nombre a este lugar, o al menos nosotros no hemos tenido la suerte de verlos.

Arriba se halla un largo túnel, que tiene muchas ventanas.

Descansamos unos quince minutos, nos quitamos la ropa mojada, arreglamos la mochila y el equipo. Con un sol implacable subimos al túnel, y por las vías bajamos a Colmenar, sin temer la inoportuna presencia del ruidoso “caballo de hierro”.

Esta actividad fué realizada por Juan Manuel González Montero, Diego Román Barroso v Manuel Gil Monreal el 13/7/80, empleando seis horas en ella. Se aconseja llevar una cuerda de unos quince metros, y equipo para zonas inundadas (neopreno, salvavidas o bote).

Esta travesía conviene realizarla en una fecha en la que se posea certeza de buen tiempo, es muy recomendable el final de primavera y el comienzo del verano. Actividad bella y agradable, pero no difícil, recomendable al que desee conocer uno de las lugares más interesantes de la Serranía de Ronda.

Manuel Gil Monreal.

Imágenes del día de la exploración: https://www.flickr.com/photos/juankrota/sets/72157645751232521/


Source: Barranquismo andalucia

1º Encuentro de Barranquistas en el Parque Natural Sierra de las Nieves (Málaga)

encuentro_barranquista_sierra_de_las_nievesABIERTO EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN
Del 22 al 25 de Mayo de 2014, tendrá lugar en Sierra de las Nieves, el primer encuentro de barranquistas, primer encuentro en la provincia de Málaga, celebrado en el Parque Natural y única Reserva de la Biosfera de la provincia.

Sierra de las Nieves es un entorno único e inigualable con un gran potencial para la practica de barranquismo, con espectaculares descensos acuáticos y barrancos semi-secos de grandes verticales.
Como por ejemplo el barranco “La Rejia” con la cascada mas alta en Peridotitas de Andalucía (60 mtrs de altitud) entre otros muchos que podréis conocer y disfrutar durante el Encuentro.

Una oportunidad para conocer este entorno y compartir la experiencia con barranquistas como tú.

CUOTA Inscripción 50€ ; antes del 20 de Abril 45€.
Inscripción de clubes con mas de 8 miembros inscritos antes del 20 de Abril 43€/persona.

La inscripción incluye:

– Posibilidad de acampada GRATUITA en pabellón cubierto (hasta cubrir plazas-Jueves- Viernes y Sábado) Necesario traer saco de dormir y esterilla. 50 plazas.

– Permisos para la realización de los barrancos establecidos

– Material informativo sobre los barrancos y la comarca

– Acreditación del encuentro, para acceder a los barrancos establecidos

– Conferencias sobre el P.N. y su potencial Barranquista y Espeleologo

– Taller de autorrescate

– Mesa de información permanente.

– Guías e informadores locales

– Camiseta del encuentro

– Visita guiada a municipios Sierra de las Nieves

– Sorteo de material técnico

– Bolsa Picnic para el sábado.

– Almuerzo de despedida

– Descuentos en alojamientos, barres y restaurantes.

 

CONTACTO:

barranquistasierradelasnieves@gmail.com
BarranquistaSierradelasNieves.blogspot.com
Telf. 634 85 46 41


Source: www.barranquismoandalucia.net